Llovió en bisiesto.

  La vida no acepta juicios de “Se vale” y/o “No se vale”. A la vida le importa un comino eso, sólo va sin preguntar, o pedir concesiones. Pero sigo siendo yo. Sigo siendo Ob la di ,Ob la da. “En febrero busca la sombra el perro y en marzo el amo.“ Crédito de foto: Matt…

No solo hay que cubrir la cuota.

Todo lo que se hacer es ponerme la ropa deportiva. Enero 2016 fue un buen mes de entrenamiento, de sudor, sangre, autoconocimiento y fortaleza.

A short ride to the funeral.

Cuanto mejor piensa la gente de ti, mayor es el temor de ser un fraude, una falacia. Lo peor de que te presten mucha atención es el temor de que dejen de hacerlo. Y si esto te lastima, el calibre del arma que te apunta habrá aumentado de una .22 a un misil. Hay partes…

2015

Año de viajes, conocimiento y momentos.

💀💀💀

MUERTE Y DESTRUC⚡️ÓN… en mis calcetines.

Diciembre 02/Regalazo/Pumas/2015

***Actualización (Lunes 14/12/15): No ganamos, decir que eso no importa es mentira, pero el equipo demostró garra, sudar sangre por cada balón disputado y disposición a morir por el gol y la victoria. Con eso me quedo, con esa memorias del partido. Por el título de del campeonato del 2015 de la Liga Mexicana del…

Diciembre/2015

 Lo que leí en un domingo oxidado durante un viaje en tren hacia el sur: “Respirar es la cosa más difícil de hacer”.

¡Eureka!

¡Claro! Vale la pena pelear por nuestras visiones. ¿Por qué pasarse la vida haciendo/viviendo los sueños de otras personas?

My feelings woke me up in the middle of night

Se siente como si estuvieras gritando, pero sin que nadie te escuche. Te sientes avergonzado de que alguien puede ser tan importante para ti, de que sin esa persona te sientas como si no fueras nada. Nadie podrá entender cuanto duele, más que tú mismo. Te sientes sin esperanza, desolado, cómo si nada pudiera salvarte; y…

Esperando un paseo en la obscuridad.

En mi sueño le dije “¡Púdrete!”, y no sólo en una ocasión, sino en dos a mi madre. Estoy seguro no fue por error, cómo también sé que me salió de corazón en el sueño. Pero nunca se lo diría en la cara. Eso también es verdad.

Ptitsa.

“Hay ptitsas que abren puertas, que enseñan caminos; a mí una ptitsa me enseñó un camino y lo tomé. Y uno puede dejar de ver a esa ptitsa semanas, meses y años, pero el eco de su influencia sobre nosotros sigue ahí, como un recordatorio. De lo que sembró en nosotros.”