Sunset

Me despierta el extraño olor de ayer. Esa estupidez ya no quiere escapar más de la almohada sentida. La franela gélida raspa sobre mis rodillas, y el rispido sonido de mis pies descalzos sobre la loza.

Sobre la mesa, el café (tic-tac) te quiere compartir sus secretos, pero susurra estar en huelga de tus caricias. El claro destella toda su gama y sueña en compartir su adios. (tic-tac)

Cyrius, modica, modosa y jodidamente (tic-tac) presenta las credenciales al sentir el calor de mi palma, como reclamandome si no hubiera mañana, me deja sin oportunidad de defenderme. Desde el alto (tic-tac)(tic-tac) balcón veo pasar los pixelitos motivados por sus rutinarios trabajos.

Esa lagrima no hizo un recorrido habitual por mi rostro. ¿No hay mañana? Eso quiero saber yo.

19 Diciembre 2010

A. Yerena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s