Los cambios no vienen con solo flores

No me odies por mis agallas.

Estoy enojado. A veces tengo pequeños momentos de debilidad, de terror. Pero no he dejado de creer en lo que desde un principio creo. No he dejado de querer luchar. No me ha dejado de importar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s