Esperando un paseo en la obscuridad.

En mi sueño le dije “¡Púdrete!”, y no sólo en una ocasión, sino en dos a mi madre. Estoy seguro no fue por error, cómo también sé que me salió de corazón en el sueño. Pero nunca se lo diría en la cara. Eso también es verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s